Los Smartphones se han convertido en la herramienta más importante y en el mayor enemigo del periodista

tecnologia
banner-vallebro

¿Cómo pueden los principales medios prepararse para una oleada de informes ciudadanos?, se preguntan desde Mashable, haciendo alusión a la imparable cantidad de informes facilitados en redes sociales por la ciudadanía.

La popularización de los telefonos móviles y del acceso a Internet, así como la popularización de las redes sociales, ha facilitado un canal abierto a la ciudadanía para informarse e informar. Este tipo de contenidos no pueden ya ser obviados por los grandes medios de comunicación en un nuevo panorama informativo hiperconectado:

Los avances de los teléfonos inteligentes y el aumento del acceso global a las redes sociales han convertido los “reportajes ciudadanos” en una rama importante y cada vez más organizada de la industria de los medios de comunicación, ofreciendo ideas de primera línea que se pueden publicar mucho más rápido que cuando las publicaciones siguen los procesos editoriales normales.

Estos informes ciudadanos aportan especialmente contenido de gran valos en contextos específicos como los desastres naturales, atentados, crisis o conflictos bélicos como el que se vive en Siria. Como señalan desde Mashable: “Los corresponsales extranjeros ahora se enfrentan a la competencia de millones de periodistas ciudadanos”, por lo que es más necesario que nunca aprender a verificar este tipo de contenido para poder utilizar el material realmente valioso que nos ofrecen estos reporteros.

Los smartphones se han convertido en la herramienta más importante y en el mayor enemigo del periodista.

Realmente esa competencia no se encuentra en los teléfonos sino en las personas que los utilizan para informar, aunque esta no es una tendencia tan nueva. Como apunta Amit Rathore fundador y CEO de Quintype en este artículo, las primeras imágenes de vídeo del asesinato del presidente John F. Kennedy fueron capturados por los civiles que se encontraban en el lugar de los hechos, dos décadas después, el vídeo de la brutal agresión policial contra Rodney King en 1991 se convirtió en un incidente clave en el nacimiento y consolidación del periodismo ciudadano. Desde entonces, las imágenes difundidas en redes sociales se han convertido en una herramienta clave a la hora de denunciar todo tipo de violaciones de los derechos humanos.

Teniendo presente esta realidad Rathore se pregunta:

¿qué significa esta nueva tendencia para las principales publicaciones, serán capaces de incluir la información de los ciudadanos como parte de sus nuevos modelos de negocio?

Si “los informes ciudadanos se están convirtiendo en una destacada fuente de noticias”, qué podemos hacer para aprovechar informativamente este contenido, especialmente en las redacciones de los medios en donde la crisis del modelo publicitario ha provocado un recorte importante en las plantillas de sus redacciones. Contar con una red fiable de periodistas ciudadanos verificada, puede ofrecer una destacada herramienta para ofrecen información de calidad a través de nuevas fórmulas.

teletrabajoy-negocios

La información de los ciudadanos abre la puerta a las contribuciones de miles de millones de personas en todo el mundo, que pueden registrar eventos que ocurren en tiempo real, agregando conocimiento local y anonimato en situaciones que podríande gran dificultad para los corresponsales extranjeros tradicionales.

Frontline Freelance Club o Reporteros sin fronteras son dos ejemplos de medios que cuentan con la colaboración ciudadana a la que ofrecen también cursos de formación, asesoramiento además de reivindicar un mayor reconocimiento, derechos e incluso un salario.

Recientemente os hablábamos de Hadi Abdallah, (@HadiAlabdallah), un destacado activista y periodista ciudadano sirio cuyo trabajo le acaba de reportar el premio de la organización internacional Reporteros Sin Fronteras (RSF), (@RSF_inter), por su trabajo como “periodista”, dentro de sus Premios a la Libertad de Prensa 2016.

Estas organizaciones tratan de concienciar de la necesidad, no solo de valorar sino de proteger el trabajo de estos informadores no profesionales para el periodismo ya que corren los mismos riesgos que cualquier otro informador en el ejercicio de su trabajo.

Guardian Witness, CNN iReport o ProPublica’s Get Involved, son otros ejemplos de grandes medios como la BBC, que ya han decidio integrar la participación ciudadana verificada en su redacciones de trabajo para solicitar contenido especialmente la retransmisión de acontecimientos en tiempo real.

Si te interesa puedes leer el artículo al completo aquí.

Un artículo publicado en Periodismo Ciudadano

innovacion-en-tecnologia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *