¿Por qué están en guerra Movistar y Netflix?

tecnologia
banner-vallebro

La guerra entre Netflix y Movistar no solo se reduce al ámbito del contenido.

Tras cerca de dos meses en España, el gigante del streaming acaba de realizar su primera valoración sobre el servicio de internet de los operadoras del país en función a la velocidad a la que funciona su servicio, y lo cierto es que los resultados dejan a Movistar en muy mal lugar.

Numerosos clientes de la operadora de Telefónica ya se habían quejado de que su conexión a Netflix no funcionaba correctamente, y los datos publicados por Netflix confirman esta teoría. Según el ranking, las mejores conexiones son las regionales: Telecable (Asturias), seguida por Eskatel (País Vasco) y R (Galicia). Por detrás, Ono-Vodafone, Jazztel y Orange, mientras que el último lugar es para Movistar, con una gran diferencia en velocidad respecto a las anteriores. Pero además, no solo es el peor proveedor según Netflix, sino que se encuentra a la cola de los de Europa.

“Un arranque más lento de los vídeos” y “una calidad de imagen peor”respecto al resto de proveedores. Así ha definido Joris Evers, vicepresidente y director de comunicación para EMEA de Netflix, los problemas del servicio de streaming con Movistar.

Pero mientras que Netflix sigue mostrando su interés en llegar a un acuerdo de “peering” con la operadora española y defiende que “Movistar y Netflix son complementarias”, parece que Movistar no está dispuesta a allanarle el camino a la plataforma de streaming.

Streaming media concept

Aunque parezca que en internet todo está al alcance de un simple clic, lo cierto es que los contenidos se alojan en servidores e infraestructuras que en ocasiones están a miles de kilómetros de donde se encuentra el usuario. Para facilitar estas interconexiones en pos de un veloz funcionamiento de las plataformas de contenidos, los operadores tienen dos opciones: ofrecer a la empresa la posibilidad de alojar sus contenidos en sus propios servidores o llegar a un acuerdo de peering (que no es más que acortar los puentes de comunicación entre los operadores y las plataformas).

teletrabajoy-negocios

Esta es precisamente la opción que han escogido Vodafone y Orange para facilitar la conexión de sus clientes a Netflix, algo que por ahora Movistar ha rechazado, en parte, por contar con una de las plataformas de contenidos líderes en España, Yomvi.

Pero ese no es el único motivo. Netflix ya se enfrentó a una situación similar hace algunos años en Estados Unidos, su principal mercado. Los clientes de Verizon y Comcast, dos de los mayores operadores de telecomunicaciones al otro lado del charco, no recibían el servicio de Netflix en buena calidad y, a pesar de que la plataforma de streaming les propuso un acuerdo de peering gratuito, ambas lo rechazaron.

Tras algunos intentos por paliar la situación (como el acuerdo con un tercer operador, Cogent) finalmente Netflix cedió por la presión de sus usuarios y cerró acuerdos con Comcast y Verizon por los que le pagaba por conectar sus redes entre sí, aunque se desconoce el alcance del acuerdo.

El caso estadounidense ha sentado antecedentes en el “know how” de Netflix, yes probable que Movistar esté tensando la cuerda a la espera de que se le proponga una alianza similar que le proporcione cuantiosos beneficios. Aunque todavía Netflix podría intentar jugar su as bajo la manga, y utilizar un tercer operador con el que eliminar las redes intermediarias.

En cualquier caso, parece que tan solo nos encontramos en el primer capítulo de la batalla entre Netflix y Movistar y que ésta no ha hecho más que empezar.

Un artículo publicado en Marketing Directo

innovacion-en-tecnologia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *