¿La crisis del periodismo ha tocado fondo?

tecnologia
banner-vallebro
Internet es ahora la herramienta básica del periodismo, según una encuesta realizada por Gas Natural y Ceres a periodistas en activo.

Los periodistas creen que la profesión ha mejorado ligeramente en algunos aspectos en 2015, pero también piensan que existen importantes retos que afrontar en el futuro. Así se desprende de los datos del tercer Estudio sobre la Profesión Periodística, en la que han participado 111 profesionales que trabajan en medios españoles. La mayoría, el 54%, lo hace en prensa escrita, por lo que las conclusiones del Estudio son aún más sorprendentes.

El optimismo es patente: mientras que en 2011 el 12% de los encuestados mantenía que el principal reto de la profesión era “sobrevivir”, en 2015 ese porcentaje bajó hasta el 8%. Se observa en la mayoría de los indicadores relacionados: la preocupación por la precariedad laboral y el recorte de plantillas pasa del 20% de 2011 (y la crecida de dos puntos en 2013) al 12% de esta tercera encuesta. De hecho, sólo 5% piensa que “superar la crisis del sector” sea un reto importante en la actualidad, frente al 19% que opinaba lo mismo en 2011.

La percepción de mejoría se observa también en lo referente a la influencia de la profesión en la sociedad. Se observa un incremento del número de periodistas que creen que se ha ganado influencia (del 17% de 2013 al 19% de 2015) y una bajada entre los que consideran que se ha perdido influencia (del 66% de 2013 al 59% de 2015). El 16% piensa que se mantiene en los mismos niveles.

Sin embargo, en lo referente a la influencia el optimismo es desigual: si bien el 12% piensa que se ha perdido influencia debido a los “poderes muy poderosos e influyentes” (sólo el 8% lo pensaba en 2013), la percepción de mejora es generalizada. Así, la dependencia económica de los medios como causa de pérdida de influencia baja del 22% de 2013 al 10% en 2015, observándose también caídas en la “pérdida de fiabilidad y credibilidad” (baja del 7% al 4%), la “falta de independencia” (pasa del 6% al 3%) y lo que resulta más llamativo: la utilización de otros medios, especialmente redes sociales, que pasa del 14% que lo veía como una causa de la pérdida de independencia en 2013 al 1% que lo entiende así en la actualidad.

El entorno digital es entendido como el principal reto de la profesión en la actualidad. Al menos así lo ve el 26% de los encuestados, tendencia que se mantiene prácticamente en la misma línea desde el primer Estudio (25% en 2011 y 24% en 2013). La competencia que las redes sociales hacen a la profesión sí es un problema creciente para el 13% de los encuestados, cifra que se incrementa desde el 6% que lo veía así hace dos años. No obstante, parece que la transformación digital es asumida por la mayoría, ya que ahora sólo es considerado un reto para el 7% de los encuestados, la misma cifra que en 2013 y cuatro puntos inferior a la de 2011.

teletrabajoy-negocios

Un protagonista del Estudio es Twitter, uno de los motivos de revolución para la profesión. El 69% usa esta red social a diario y sólo el 3% declara no utilizarla. De ellos, el 63% admite que obtiene información de esta plataforma. El 68%, sin embargo, la utiliza para retuitear y difundir contenidos. En este sentido, Twitter es entendida como una herramienta complementaria que permite obtener pistas de lo que está sucediendo en el mundo y que ayuda a estar en contacto con las fuentes, aunque la mayoría de la profesión expresa su cautela por la necesidad de eliminar ruido y contrastar correctamente todo lo que se publica.

El Estudio resalta el cambio de tendencia en los propios periodistas: el 54% consume medios nativos digitales varias veces al día, aunque es cierto que siguen ganando los medios convencionales en su versión online (el 62% los consume varias veces al día) e incluso los periódicos en papel (61%). La existencia de múltiples formas de acceder a la información provoca una caída generalizada en los usos de todos ellos, salvo las subidas que se observan en redes sociales y prensa en papel.

Por último, el Estudio también habla de la financiación de los medios (el 11% cree que la sostenibilidad económica es un reto en la actualidad, frente al 17% de 2013), donde algunos periodistas ven en los contenidos patrocinados (branded content) una fuente de recursos económicos para los medios que resultaría no intrusiva para los usuarios. Si bien algunos se muestran contrarios a esta dinámica porque podría confundir a la audiencia, todos ellos están de acuerdo en la importancia de diferenciar correctamente los contenidos informativos de los patrocinados para evitar la confusión entre los lectores.

El Branded Content es una estrategia de generación de contenidos en la que marcas y empresas crean productos periodísticos basados en sus valores e intereses temáticos. En algunos casos simplemente crean piezas informativas sobre una temática determinada y los publican en medios profesionales, pero en otras ocasiones llegan a crear sus propios medios de comunicación, en los que el nombre de la marca está presente en todo momento, pese a que sus contenidos no son necesariamente publicitarios.

innovacion-en-tecnologia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *