Fondos de inversión indexados, la Bolsa para perezosos

tecnologia
banner-vallebro

¿Invertir dinero sin perder el tiempo en descifrar complicadas figuras de Bolsa en los gráficos? Para quienes quienes quieren invertir en Bolsa sin necesidad de vigilar sus cotizaciones una solución son los fondos de inversión indexados. Estos fondos reproducen los niveles de cotización de los principales índices de la renta variable, por lo que carecen de la volatilidad de otros fondos de inversión. En este artículo se explica qué son los fondos de inversión indexados y las estrategias para ganar dinero con ellos.

¿Qué son los fondos de inversión indexados?

Los fondos de inversión indexados no son un producto financiero muy conocido entre los pequeños inversores. Son diseños muy convencionales que replican directamente los niveles de cotizaciones de los principales índices de las bolsas de todo el mundo, desde el IBEX 35 y hasta el Dow Jones, pasando por los mercados más activos repartidos a través de la geografía internacional.

Los fondos indexados tienen el mismo comportamiento que los índices a los que están vinculados, sin ninguna desviación al alza o a la baja. Esta es la principal seña de identidad de sus propuestas; si el índice CAC 40 se aprecia un 4% en una sesión, por ejemplo, ese será el resultado que presente el fondo indexado contratado en este mercado bursátil.

Los fondos indexados dependen de los índices y sectores de cualquier mercado financiero, sin otros componentes, como sí ocurre con los fondos de renta variable. Reproduce, en definitiva, los comportamientos de la Bolsa a las que van dirigidas estos productos destinados a la inversión.

Estrategias para invertir en fondos indexados

Los fondos indexados son más convenientes de suscribir en ciertas situaciones de los mercados, que aconsejen ligarse a algún índice de la renta variable, y por encima de otros activos financieros de cualquier naturaleza. Estas son cinco estrategias para invertir en fondos indexados.

  • 1. Los fondos indexados son interesantes cuando no es deseable desvincularse directamente de un índice o sector de la Bolsa y se desea unretorno en los rendimientos con el mismo nivel que sus cotizaciones.
  • 2. Los fondos indexados solo están destinados para abrir posiciones en los mercados de renta variable, sin otro modelo en su gestión: flexible, con euro cubierto, diversificado con la renta fija o bajo formatos mixtos. No en vano, es una inversión total, que no requiere de mayores vinculaciones.
  • 3. Los fondos indexados son recomendables ante el convencimiento de que la Bolsa pueda tener un recorrido de cierta envergadura durante, al menos, las próximas sesiones de contratación.
  • 4. Los fondos indexados permiten optar por un índice en global y acaparar las posibles revalorizaciones de sus acciones, sin tener que estudiar cuáles son los títulos con mejor aspecto técnico para ser suscritos en los mercados financieros.
  • 5. Los fondos indexados no están ligados a un índice en concreto, ni tan siquiera es necesario elaborar una cesta de valores para formalizar estos fondos. Basta con contratar los productos indexados y de inmediato se simplificará el proceso.

¿Dónde se contratan?

Los fondos indexados se están abriendo paso en la oferta de los bancos. No de una forma mayoritaria, pero sí, al menos, para satisfacer la demanda de los inversores que se han decantado por estos modelos en su gestión.

teletrabajoy-negocios

No obstante, es recomendable establecer mayores precauciones cuando los emisores de estos productos son plataformas financieras on line. Será necesario que aporten qué garantías darán a los ahorros de las familias y lo más importante: si hay alguna cláusula especial que exija de una permanencia mínima en este producto financiero, al igual que si requieren de la apertura de una cuenta de valores para operar en los mercados bursátiles.

Menos comisiones y más baratas

Los fondos indexados pueden contratarse desde aportaciones muy asequibles para todas las familias, desde 1.000 euros en adelante, en función de la capacidad de ahorro de los pequeños inversores. No exigen, por otro lado, de ningún plazo de permanencia, ya que pueden abrirse y cerrarse posiciones en cualquier momento. Aunque para que estos modelos sean más efectivos, será necesario no venderlos en menos de seis meses.

En cambio, en donde sí que incorporan algunas novedades dignas de mención con respecto a los fondos de inversión más convencionales es en lo referente a sus comisiones. Como punto de partida son menores, ya que habitualmente solo conllevan la de gestión, con un máximo del 1% con respecto al capital invertido. Esto es debido a que la sencillez de sus modelos de inversión, y que no estén vinculados a otros activos financieros, propicia que los márgenes comerciales de las gestoras se reduzcan, en algunos casos bajo porcentajes muy significativos.

Por JOSÉ IGNACIO RECIO

innovacion-en-tecnologia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *