¿Están las redes sociales creando burbujas de información?

tecnologia
banner-vallebro

Uno de los elementos que se repiten cuando se habla de las redes sociales es que ahora los consumidores tienen un acceso mayor que nunca a la información y a los datos. Gracias primero a internet y después a las redes sociales, los consumidores no solo consiguen tener un mayor abanico de fuentes informativas a las que acceder, sino que también lo pueden hacer de un modo mucho más fácil y sencillo de lo que ocurría antes. Todo está a un clic de distancia y todo está abriendo simplemente una nueva pestaña del navegador.

Pero ¿es realmente el mundo un escenario en el que es más fácil conseguir información y uno en el que hay muchos más detalles y datos para el consumidor gracias a las redes sociales? ¿O por el contrario estamos siendo abrumados por un exceso de información o dando círculos al final siempre sobre los mismos detalles? Los estudios parecen apuntar hacia estos puntos y demostrar que en realidad, aunque los consumidores tengan en teoría una mayor oportunidad para acceder a la información, en la práctica se está consumiendo siempre lo mismo y se está accediendo siempre a las mismas fuentes.

A eso se suma el hecho de que los consumidores empiezan también a sentir cierta fatiga. El hecho se ha mostrado claramente en los últimos tiempos en lo que respecta a las compras. A medida que los consumidores tienen más y más productos que potencialmente pueden comprar y al tiempo que los períodos de compra son cada vez más y más largos, sienten que están cansados de comprar mucho antes. Es decir, acaban dejando de comprar porque se aburren y se saturan de eso mucho antes. Lo mismo sucede con la información. Un exceso de información puede crear una cierta sensación de saturación, puede resultar abrumador.

Los consumidores se mueven además en burbujas informativas. Igual que sucede con los medios de comunicación tradicionales, cuando los consumidores ven el canal de televisión que más encaja con sus gustos y sus intereses y lee el periódico más acorde con su ideología, lo mismo está sucediendo con internet. Puede que la red y puede que las redes sociales posibiliten grandes terrenos y tocar muchos puntos, pero al final se sigue hablando con la misma gente, leyendo los mismos medios y accediendo siempre a las mismas opiniones.

Burbujas informativas

De hecho, un estudio de la Indiana University acaba de concluir que quienes emplean las redes sociales para acceder a la información corren un riesgo mayor de quedar atrapados en una burbuja informativa que quienes acceden a los datos empleando buscadores.

teletrabajoy-negocios

La clave para comprender esto es que, a pesar de la teoría y a pesar del potencial del universo social, al final los consumidores que acceden a la información usando las redes sociales como guía están empleando en realidad una variedad de fuentes mucho más limitada. En redes sociales solo se usan unas cuantas fuentes y no el potencial elevado de los buscadores. Una vez en el entorno social ya se han añadido filtros al proceso de acceso a la información.

Esos filtros son otro de los puntos que hacen que las redes sociales creen burbujas informativas: los consumidores no acceden a la información de una forma variada y equilibrada, sino que se quedan con una variedad de fuentes muy limitada y muy poco diversa. Uno sigue en redes sociales solo a los medios, personas, marcas y fuentes favoritos, lo que hace que la información que se recibe esté muy marcada por lo que ellos quieren compartir.

Y, además, dado que los consumidores han interiorizado la idea de que internet es una fuente inagotable de conocimiento, no se están percatando de que las cosas no son exactamente iguales en las redes sociales. A eso se suma que no siempre son capaces de seguir el ritmo del flujo de información, lo que hace que al final pongan aún más barreras.

Al final, la información es limitada y posiblemente siempre la misma y las redes sociales crean espacios acotados de información que están muy lejos de la idea de que internet permite acceder a todo.

Un artículo publicado en Puro Marketing

innovacion-en-tecnologia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *