Créditos on line: más rentables y fáciles

tecnologia
banner-vallebro

Los créditos por Internet se imponen entre las ofertas de los bancos, cada vez con mayores propuestas que pueden formalizarse con rapidez. Resultan más cómodos para tramitarlos, ya sea desde casa o cualquier otro lugar, y permiten pequeñas rebajas en el pago por los tipos de interés que aplican. Además, hasta en ciertos casos, están exentos de cualquier comisión. Este artículo analiza las principales alternativas de créditos on line del sector bancario, qué exigen a sus demandantes y cuál será el coste económico durante el proceso de contratación, para sopesar si es rentable o no la operación.

Créditos on line, ¿son en realidad más competitivos?

Las vías de financiación on line tienen unas características que las hacen más atractivas para los usuarios bancarios. No necesitan de su presencia física en las sucursales, sino que pueden realizar el proceso desde su casa, comparando los diferentes modelos que presentan las entidades. Además, ofrecen unarespuesta más ágil sobre la aprobación de la solicitud (no más de dos o tres días) y sin la necesidad de presentar demasiados documentos.

Pero si bien su proceso es más beneficioso para los intereses de sus demandantes, también lo son sus condiciones de contratación. Por lo general, conllevan un tipo de interés más suave, con rebajas de unas cuentas décimas porcentuales con respecto a los créditos convencionales. En cambio, puede que para llevar a cabo la operación exijan la domiciliación de la nómina.

No obstante, sus importes son más bajos que a través de otras vías de financiación: llegan hasta los 10.000 euros. Aunque en los modelos más exigentes pueden ampliarse los plazos de forma sustancial, contemplan un sistema de devolución muy flexible para todos los perfiles de clientes, desde un mínimo de unos pocos meses, hasta el límite establecido en ocho años, en función del importe demandado.

Créditos on line: desde casa y con más ventajas

Entre toda la oferta bancaria, hay algunas propuestas que servirán de referencia a las personas que quieran contratarlos en los próximos años y que van desde 1.000 a 60.000 euros, como fórmula para satisfacer todas las demandas. Estándesde las que exigen una pequeña cantidad para afrontar los gastos más puntuales a importes más exigentes destinados, entre otras finalidades, a sufragar la reforma del hogar, las próximas vacaciones o, quizás, un imprevisto de última hora.

conejo

Con este escenario en los hogares, Bankia presenta el Crédito Ya, que anticipa hasta 9.000 euros, para amortizarlo en un periodo máximo de cinco años. Se caracteriza porque sus demandantes pueden elegir el día del mes en donde desean abonar las mensualidades de su contrato. Está destinado para cualquier finalidad, desde comprarse un ordenador hasta reformar el hogar.

Ibercaja ha optado por ofrecer, bajo esta modalidad en la financiación, el Préstamo Directo, que amplía la cuantía de la línea de crédito. Bajo garantía personal proporciona entre 150 y 60.000 euros, con un tipo de interés del 9%. Cuenta, por otra parte, con un sistema de amortización muy flexible, de entre 3 hasta 96 meses. No presenta comisiones de apertura, amortización y cancelación.

teletrabajoy-negocios

BBVA, dentro de su actual oferta de comercialización, aporta el Préstamo Personal Online, con un tipo de interés anual desde el 8,44% y hasta el 13,43%. No obstante, para formalizarlo, es obligatoria la domiciliación de la nómina.

Finalmente, Caja Laboral también tiene habilitada esta modalidad a través delPréstamo Online, en donde a los pocos días de su solicitud se tendrá la respuesta por parte del banco.

Comercializados por plataformas financieras

Como último recurso, queda acudir a las plataformas financieras que se encargan de distribuir estos productos entre sus clientes. Prestan dinero siempre bajo aportaciones más modestas, que rara vez sobrepasan los 15.000 euros, y aplican unos tipos de interés que con frecuencia superan la barrera del 20%. Por otra parte, tienen la ventaja de que sus requerimientos serán menores, llegando incluso a no exigir la nómina de los demandantes.

¿Cómo puedo contratar un crédito por Internet?

El acceso a estas líneas de financiación están abiertas a todo tipo de clientes, que deberán cumplir unos mínimos requisitos para formalizar la operación con su banco.

En primer lugar, deberán buscar una entidad que trabaje con estos canales en su comercialización. No será una labor difícil de desarrollar, ya que casi todos los bancos tienen habilitados esta función.

Solventado este problema, habrá que darse de alta en el servicio on line, que solo exigirá la formalización de su solicitud, un proceso breve y sencillo. Como consecuencia de ello, al cliente se le dotará de una clave de usuario y contraseña para que pueda acceder a los servicios y contenidos de la empresa. Con ellas no solo se puede pedir un crédito, sino que también sirven para suscribir depósitos a plazo, contratar tarjetas de crédito o realizar un seguimiento de las operaciones bancarias. Y todo ello se puede hacer, desde casa, en el trabajo o en otro lugar a través de ordenador o, incluso, desde el móvil.

Un artículo escrito por Jose Ignacio Recio

innovacion-en-tecnologia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *