Cómo reclamar un finiquito: 5 pasos

tecnologia
banner-vallebro

El finiquito es un documento donde el empresario refleja el dinero que debe al trabajador al terminar un contrato. Y pagarlo refleja el fin de una relación laboral. Pero, ¿qué ocurre si no se está de acuerdo con el finiquito o no lo abonan? La solución pasa por exigirlo. Pero para reclamar el finiquito con éxito, como se recuerda en cinco pasos en este artículo, conviene firmar especificando la disconformidad, prestar atención a la fecha e intentar la conciliación con la empresa. Si no es posible, habrá que acudir a la vía judicial.

El recibo (el finiquito) por el que tanto el empleado como el empresario dan por terminada la relación laboral y donde se calculan y liquidan todos los haberes pendientes con el asalariado no siempre satisface al trabajador. Pero este puede seguir los siguientes consejos en el momento de firmarlo o de presentar una reclamación.

1. ¿No está conforme con el finiquito? Hágalo saber

Si se firma el finiquito pero no cuadran las cantidades que el empleado había estimado, hay que añadir las expresiones “No conforme”, “Pendiente de comprobación” (cuando no se han podido verificar las cuantías) o “Cuantías no recibidas” (si no dan cantidad alguna), para dejar constancia de la disconformidad. La firma del finiquito, sin incluir estas coletillas, no implica la imposibilidad de reclamarlo, pero puede complicar esta opción. En cambio, la rúbrica del documento con estos enunciados junto a la firma implica su recepción, pero deja abierta la vía para reclamar contra la empresa.

2. ¡Ojo a la fecha!

Antes de rubricar el finiquito, hay que fijarse con atención en la fecha del mismo. En caso de que no esté correcta, lo mejor es no firmar el documento y pedir que la rectifiquen. De otro modo, un error tan simple en apariencia puede tener consecuencias nefastas para los derechos del trabajador, como la imposibilidad de reclamar por pasarse plazos.

3. Intentar la conciliación

“Para reclamar a la empresa se puede presentar una papeleta de conciliaciónen el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación de nuestra comunidad autónoma, para lo que debemos cumplimentar una solicitud y un formulario de identificación del demandado”, explican los expertos del bufete de abogados Rincón&Romo.

Hay un plazo de 20 días hábiles a contar desde la fecha que conste en la carta del despido para interponer la demanda ante la Jurisdicción social.

Para reclamar, en la solicitud figura un apartado donde se deben exponer los motivos en que se basa la petición y precisar lo que se exige. Se tienen que indicar en ella las cantidades salariales que deben (horas extraordinarias, pagas extras, salario base…) y, en caso de necesitar más espacio para ampliar la enumeración de los hechos, se adjuntará un documento aparte en formato libre.

Aunque no es obligatorio, es recomendable contar con el asesoramiento de un abogado laboralista, graduado social o asesor al redactar la papeleta, pues no es fácil formular con corrección las peticiones, si no se tienen conocimientos jurídicos. Y es que los errores en esta fase pueden perjudicar luego en la vía judicial.

Si se llega a un acuerdo, es de obligado cumplimiento y tiene casi la misma fuerza que una sentencia. Y si la compañía no cumple, se puede reclamar ante el Juzgado de lo Social su cumplimiento.

teletrabajoy-negocios

4. Reclamación por la vía judicial

Si empresa y trabajador son incapaces de llegar a un pacto en conciliación previa,la reclamación proseguirá por vía judicial mediante la oportuna demanda. Se señalará una fecha para celebrar un juicio en el Juzgado de lo Social que corresponda.

Dentro de la vía judicial, en cualquier momento se puede llegar a un acuerdo con la compañía y formalizarlo mediante una conciliación en el juzgado ante el secretario judicial. En este caso, se emite un acta de conciliación y un decreto que da fe del pacto alcanzado.

Si no es posible y se llega a juicio, el juez dictará una sentencia que ambas partes pueden recurrir.

5. Si el finiquito es falso, hay que acudir a la vía penal

Hay casos extremos que son mucho peores, aunque poco comunes. En el caso de que el empresario haga un finiquito falso, se tiene la posibilidad de denunciarlo e iniciar un procedimiento penal en su contra.

¿Es obligatorio firmar el finiquito?

Cuando al trabajador se le presenta un documento de finiquito para que lo firme, debe actuar con calma y sin prisas y saber que la rúbrica no es obligatoria para ninguna de las partes. Por eso, si no se está de acuerdo, ¡no se tiene por qué firmarlo!

Es muy importante leerlo con atención e, incluso, se tiene derecho a que esté presente un representante de los trabajadores para que pueda asesorar. Si el empresario no deja que esté presente, comete una infracción grave que puede ser sancionada.

Habrá que fijarse bien y comprobar si las cuantías y los conceptos incluidos por la compañía en el finiquito son correctas. También es importante tener en cuenta si se ha puesto a disposición del empleado la cantidad indicada, ya sea mediante un cheque/talón, un justificante de una transferencia, en metálico… ¡Nunca conviene confiar en promesas de pago futuro o en que reintegrarán a la persona en la empresa!

Por B. ÁLVAREZ

innovacion-en-tecnologia

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *